jueves, 5 de abril de 2007

EL BASTÓN DE MANDO

Han sido muchos los que han ansiado el Bastón de Mando, un tesoro arqueológico perteneciente a los indios nativos Comechingones, que vivían en las sierras de Córdoba, en la región central de la Argentina.


El Bastón es también conocido como la "Piedra que Habla", la "Piedra Imán" o la "Piedra de la Sabiduría" y supuestamente posee maravillosos poderes, que lo convierten en una pieza tan deseada como el Santo Grial.



El Bastón de 1,10 m de largo, es una pieza de color negra esculpida en basalto, de unos cuatro kilos de peso. Su pulido es característico del período neolítico por lo que se calcula que fue construido hace unos 8000 años aproximadamente por orden del gran Cacique Voltán o Multán de los indios Comechingones. En torno al Bastón se realizaron estudios con detectores electromagnéticos y espectrales que desmostraron que el propio Bastón generaba intensos campos electromagnéticos de origen desconocido.

Según un poema de Escenbach, trovador alemán, el Caballero Parsifal acompañado de una expedición de caballeros templarios, cruzarían el Atlántico mucho antes de haberlo hecho Colón, transportando hasta Argentum (Argentina), una considerable colección de objetos sagrados. Entre ellos se dice que se encontraba el Santo Grial , el cual debería ser depositado junto con el Bastón de Mando, en el cerro sagrado de Viarava (Uritorco - Córdoba).

El interés en la zona ha quedado demostrado también por la historia de diferentes expediciones inglesas, alemanas, indias, japonesas y francesas que entre los años 1920 y 1940 se lanzaran en la busqueda del Bastón. Incluso las SS de Adolf Hitler acudieron en su busqueda, pues consideraban al Bastón de Mando una pieza fundamental para culminar las ansias mesiánicas del Fhürer. Pero todas aquellas expediciones fracasaron. Solo una persona fue la afortunada y ese fue Orfelio Ulises, el cual en 1934 encontró el valioso Bastón.Orfelio Ulises, era un iniciado hermético que vivió ocho años en el Tibet, donde recibió de mano de los lamas las indicaciones correspondientes para encontrar la mítica pieza que se encontraba en Argentina. La cual apareció junto a otras dos piezas, una piedra circular y una tercera que dejó allí enterrada.

Antes de su muerte Orfelio Ulises consideró que la persona más adecuada para custiodar esa pieza era Guillermo Alfredo Terrera, que tuvo en su poder el Bastón de Mando hasta el día de su muerte, que le llegó el 19 de noviembre de 1998. A partir de entonces todos los grupos de corte esotérico han querido heredar el Bastón de Mando, pero solo el grupo Delfos ha sido el afortunado. Pero los hijos de Guillermo Terrera comentaron que su padre ante el temor de que el Bastón cayera en manos peligrosas había hecho una fiel réplica de la pieza, la cual según ellos era la que la segunda esposa de Guillermo Terrera, la cual se había distanciado de los hijos del primer matrimonio de Guillermo, había cedido al grupo esotérico. Por lo que el Bastón original sigue en manos de la familia Terrera, la cual no sabe que hacer con el, ni que uso darle. Por lo que han decido ponerlo a la venta por una cuantiosa cantidad. Y ahora solo debemos esperar que la nueva persona que adquiera dicho Bastón sea realmente digna de tenerlo en su poder.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

no hay que caer en manos del poder.ni de la codicia,podemos mejorar y ser mas concientes,yo opino que el baston de mando tiene que descansar en el uritorco fuera de las malditas manos del hombre moderno

Anónimo dijo...

no hay que degarse gobernar por el poder,hay que ser mas conciente y pensar en lo que es mejor para la humanidad,el baston tiene que permanecer en el uritorco para siempre.

IRIS dijo...

Anónimo: Las ansias de gobernar de algunos, que les lleva a pensar que pueden gobernar el mundo entero, siempre es así, y desgraciadamente siempre lo fue. Y si no pregúntaselo a muchos políticos... en ellos encontrarás esas ansias de poder. Triste, muy triste.
Saludos para Lugo :)